Los dientes protuberantes, apiñados o mal alineados y los problemas de mandíbula se corrigen para crear una sonrisa más bella y saludable.

Los dientes torcidos y apiñados dificultan la limpieza de la boca, lo cual puede causar deterioro dental, .enfermedades de las encías y hasta la pérdida de dientes. Una mordida inapropiada puede interferir con la masticación y el habla: causar desgaste irregular del esmalte dental y llevar a problemas con las quijadas. La estética facial y de la sonrisa también resultan afectadas, y consecuentemente la autoestima del paciente se ve disminuida.

Para corregir estas condiciones se pueden utilizar braces. Los siguientes ejemplos son algunos de los tipos de braces que utilizamos:

Braces metálicos (“Stainless Steel”)
Braces transparentes- “Braces” de cerámica
Braces linguales
lnvisalign®